Skip to content

9 pasos para sanar tu buró de crédito

Mujer estresada viendo su estado crediticio.

 

¿Tienes problemas con tu historial crediticio, y quisieras comprar una casa con un buen crédito? No te preocupes, aquí te diremos cómo mejorar tu historial crediticio y alcanzar esa estabilidad financiera que tanto deseas. 

 

Tiempo de lectura: 2.5 minutos


Sigue leyendo para descubrir estos secretos del mundo financiero.

¿Qué es un historial crediticio?

Tu historial crediticio es un registro completo de todas las acciones que has realizado relacionadas con el crédito. Contiene información detallada sobre tus préstamos, tarjetas de crédito, pagos atrasados, deudas pendientes y más.

Pasos para sanar tu historial crediticio

Mejorar tu historial crediticio y alcanzar la estabilidad financiera que tanto deseas es posible siguiendo algunos pasos clave, estarás en camino de sanar tu historial crediticio y alcanzar tus metas financiera.

 

Aquí te damos la solución para que no te angusties más con este tema:

 

1 Mantente al día con tus pagos.

 

Asegúrate de realizar tus pagos a tiempo y evitar retrasos o pagos incompletos. Esto demuestra a los acreedores que eres responsable y confiable a la hora de manejar tus finanzas.

 

2 Paga puntualmente

 

Además, al mantener un historial de pagos puntual, estarás construyendo una buena reputación crediticia que te abrirá puertas en el futuro. Recuerda que cada vez que realizas un pago a tiempo, estás fortaleciendo tu historial.

 

3 No gastes más de lo que realmente puedes permitirte

 

Establece un plan de ahorros eficaz, así tendrás bien definido exactamente cuánto puedes permitirte gastar, y así, siempre tendrás el suficiente dinero para liquidar tus deudas y sanar tu historial crediticio.

 

"Si demuestras a las instituciones crediticias que tienes la capacidad para pagar, tu reputación en el Buró se verá beneficiada."

 

4 No excedas tu límite de crédito.

 

No exceder tu límite de crédito es crucial cuando se trata de reparar tu reputación en el buró de crédito. Mantenerse dentro de ese límite demuestra responsabilidad y control financiero, y evitarás acumular más deudas que no necesitas. 

 

5 Evita pagar solo el mínimo (o menos).

 

Es importante evitar pagar solo el mínimo (o menos) de tus deudas con créditos. Esto puede parecer tentador, ya que te permite pagar menos cada mes, pero en realidad solo prolonga el tiempo que tomará liquidar tus deudas.

 

En lugar de eso, es mejor hacer un esfuerzo por pagar más del mínimo cada mes, incluso si es solo un poco más. Además, al pagar más del mínimo, también reducirás la cantidad total de intereses que pagarás a lo largo del tiempo. 

 

6 Asegúrate de cerrar cuentas antiguas.

 

No es malo si tienes más de un crédito activo, al contrario, esto se interpreta como que estás buscando arreglar tus finanzas personales, lo cual no afectará tu capacidad crediticia pues te mantienes en actividad.

 

Si sólo tuvieras una sola tarjeta, y la cancelaras, entonces sí tendría repercusiones en tu historial crediticio, ya que la SIC (Sociedades de Información Crediticia) no tiene manera de evaluarte como alguien en actividad.

 

7 Solicita una "Carta de liquidación".

 

Esta carta es un documento oficial que certifica que has pagado por completo una deuda pendiente. Al solicitar una carta de liquidación, estás demostrando que has cumplido con tus obligaciones financieras.

 

Para solicitar una carta de liquidación, debes comunicarte con el acreedor y solicitar que te envíen el documento una vez que hayas pagado la deuda por completo. Recuerda mantener una comunicación clara y amigable.

 

8 Presenta una queja en Condusef si es necesario.

 

Presenta una queja en Condusef si es necesario. No siempre los acreedores cumplen con sus responsabilidades o pueden surgir situaciones injustas en relación con tu historial crediticio.

 

En caso de que te encuentres en una situación así, es importante que presentes una queja ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

 

9 Negocia tus deudas.

 

Si te encuentras en una situación en la que no puedes pagar tus deudas en su totalidad, es importante que intentes negociar con los acreedores. Puedes comunicarte con ellos para establecer un plan de pagos que se ajuste a tu capacidad financiera.

 

La mayoría de las ocasiones, ellos llegarán a un acuerdo justo contigo, así que podrás saldar tus deudas, y tu historial crediticio comenzarás a tener un buen re-comienzo.

Mantén tu crédito activo

Mantener al menos un crédito activo es elemental, ya que la SIC verá que aún estás en actividades financieras, y tu línea de crédito se verá beneficiada (aún más si tomas acciones para mejorarla).

 

Una excelente opción a mantener activa, hoy por hoy, es mantener un crédito hipotecario activo, cuidarlo y conseguir mejorar, no sólo tu línea de crédito, también incrementar tu patrimonio para ti y tus seres queridos.

 

Para ello, necesitas un buen plan, las mejores opciones, y las más seguras; en HU Lifestyle somos profesionales inmobiliarios, y te ayudamos a lograr obtener tu propia casa sin fallar en el intento.

 

Contáctanos, y te daremos toda la información que necesitas. 

CTA de HU Lifestyle, asesoramiento gratuito, viviendas con gran plusvalía, el mejor plan hipotecario.