Skip to content

Cómo pagar más rápido una casa: interés fijo vs interés variable.

Manos rodean un montón de monedas con signos de porcentajes, representando los intereses bancarios fijos, variables o mixtas.

La tasa de interés de tu hipoteca es uno de los elementos más importantes que determinan el costo total de tu préstamo para tu casa y el período en el que podrás pagarlo.

Sin embargo, muchas personas no saben cómo elegir el tipo de interés adecuado para su situación, y se dejan llevar por las ofertas más llamativas, o por la presión de los bancos. 

En este artículo, te vamos a revelar el secreto para elegir el tipo de interés de tu hipoteca que nadie te cuenta. Se trata de un método sencillo y eficaz que te permitirá comparar las diferentes opciones y tomar la mejor decisión. ¿Quieres saber cuál es? Sigue leyendo y lo descubrirás.

¿Qué es una tasa de interés?


Una tasa de interés, es el precio que se paga o cobra por usar dinero durante cierto tiempo. Por ejemplo, si quieres comprar una casa, y no tienes todo el dinero, puedes pedir un préstamo al banco. 

El banco te presta el dinero, pero te cobra una tasa de interés por hacerlo. Esa tasa de interés es el porcentaje que tienes que pagarle al banco cada año sobre el dinero que te prestó. Así el banco gana dinero por prestarte y tú puedes comprar la casa que quieres.

Pero, tienes a tu disposición tres tipos de intereses, uno fijo, otro variable, y otro mixto. ¿Cuál te conviene más? Vamos a explicar cada uno.

Interés fijo


Un interés fijo hipotecario es aquel que se mantiene fijo durante toda la vida del préstamo, y permanece igual hasta que lo pagas por completo. Esto significa que la cuota mensual que pagas por la hipoteca siempre será la misma, sin sorpresas ni cambios.

Imaginemos que solicitas un préstamo hipotecario con un interés fijo del 2%. Esto significa que tu cuota mensual será la misma durante los próximos 20 años, independientemente de los cambios en los tipos de interés.

Si los tipos de interés suben, no tendrás que pagar más. Si los tipos de interés bajan, tampoco ganarás más.

PROS CONTRAS
Seguridad y tranquilidad: La cuota no variará y puedes planificar mejor tu presupuesto para pagar a tiempo. Generalmente el interés fijo es más elevado, por lo que tendrás que pagar más intereses a lo largo del préstamo.
Nada alterará tu cuota, como los problemas económicos del país, o las fluctuaciones del mercado. Menos flexible, y por lo mismo se pierden posibilidades de beneficiarse de una rebaja en los tipos de interés.
Se suele usar más para comprar autos o casas. Por ser un interés más alto, tardarás más tiempo en liquidar tu deuda.

Interés variable


Un interés variable hipotecario es aquel que se ajusta periódicamente en función de la evolución de un índice de referencia, como el TIIE (Tasa de interés Interbancaria de Equilibrio). 

Esto significa que la cuota mensual que se paga por la hipoteca puede variar, y en términos sencillos funciona así: el interés variable en México es como un juego de ruleta. Si la TIIE sube, ganarás; si baja, perderás.

El interés variable en México es un tipo de interés que se calcula en función de un índice de referencia, como la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE). La TIIE es el tipo de interés al que las instituciones financieras se prestan dinero entre sí.

Cuando el interés variable sube, la cuota mensual que pagas por un préstamo o la rentabilidad que obtienes de un depósito también sube, y viceversa.

El interés variable ofrece la posibilidad de obtener una mayor rentabilidad que el interés fijo, pero también implica un mayor riesgo. Si el interés variable sube, la cuota mensual de tu préstamo aumentará y tu ahorro será menor.

En términos sencillos, el interés variable en México es como un juego de ruleta. Si la TIIE sube, ganarás; si baja, perderás.

Aquí tienes un ejemplo para entenderlo mejor:

Imaginemos que solicitas un préstamo hipotecario con un interés variable del 1% más la TIIE. La TIIE actual es del 7%, por lo que tu cuota mensual sería de 10.000 pesos.

Si la TIIE sube al 8%, tu cuota mensual aumentaría a 11.000 pesos. Si la TIIE baja al 6%, tu cuota mensual se reduciría a 9.000 pesos.

PROS CONTRAS
El interés suele ser más bajo, y esto implica pagar menor al principio del préstamo. Incertidumbre: al no saber cómo irá el índice de referencia, corres el riesgo de que la cuota aumente y dificulte el pago de hipoteca. 
Flexibilidad: se pueden aprovechar las bajadas de índice de referencia para reducir la cuota mensual o el plazo del préstamo. Algunas hipotecas variables tienen comisiones por riesgo de tipo, y podrían haber cobros adicionales.
Plazos más largos para pagar tu deuda, y las cuotas son más bajas.   

Interés Mixto


Un interés mixto, por su lado, combina dos tipos de interés: uno fijo y otro variable. Esto quiere decir que al principio del crédito, se paga una cuota mensual que no cambia, y después de un tiempo, se paga una cuota que puede subir o bajar según el mercado.

Imaginemos que solicitas un préstamo hipotecario mixto de 2 millones de pesos a un plazo de 30 años. Al principio, la tasa fija es del 8% durante los primeros 5 años, y pasado este periodo, la tasa se volverá variable del 6% más TIIE durante los 25 años restantes.

PROS CONTRAS
Tranquilidad y ahorro: al principio evitas riesgos en tus pagos, y aunque aumente el índice de referencia, podrás aprovechar el ahorro para cuando pases al interés variable.  Al pasar al interés variable, tendrás que lidiar con el riesgo de que aumente el costo de la cuota mensual. 
Flexibilidad: se puede aprovechar la reducción de cuota mensual, y puedes elegir el tiempo que quieres tener el interés fijo según tus expectativas.  Debes estar muy al tanto de las variaciones del mercado, y a las condiciones específicas de tu contrato. El cambio de interés puede implicar un cambio en la cuota y plazo del crédito.

¿Cuál me conviene más?


En resumen, elegir el tipo de interés adecuado para tu hipoteca es crucial para determinar el costo total de tu préstamo y el plazo en el que podrás pagarlo. Tienes tres opciones: interés fijo, variable y mixto, cada uno con sus ventajas y desventajas.

El interés fijo te brinda seguridad y tranquilidad, mientras que el variable ofrece la posibilidad de obtener una mayor rentabilidad. Por otro lado, el interés mixto combina lo mejor de ambos mundos.

Es importante evaluar tu situación financiera y tus preferencias antes de tomar una decisión. Recuerda que la elección de la tasa de interés adecuada puede marcar la diferencia en tu experiencia hipotecaria.

Si quieres obtener un plan hipotecario, y obtener ayuda profesional para saber cuál se ajusta mejor a tu perfil, en HU Lifestyle te asesoramos por completo para que cumplas con tus metas, y obtengas la casa que siempre has querido totalmente gratis.

QUIERO HABLAR CON UN FACILITADOR

Si quieres ver las casas que tenemos para ti, HAZ CLIC AQUÍ.