Skip to content

8 errores que puedes evitar al rentar tu vivienda

Casa en la playa. Ideal para rentar.

Hoy en día, rentar tu vivienda se ha convertido en una muy buena opción para adquirir ingresos adicionales. Sin embargo, como en todo, tiene sus lado malo, y si no lo haces bien, puedes cometer graves errores.

Por eso, hemos escrito este artículo para ayudarte, y mostrarte los clásicos errores que suelen cometerse al rentar una vivienda, y cómo puedes evitarlos para aumentar al máximo tu margen de ganancias.

Rentar sin un contrato de arrendamiento

Nunca, pero nunca rentes tu vivienda sin un contrato. Lo mejor es establecer un escrito legal entre tú y tu inquilino, donde establezcas tus condiciones, tales como plazos de pago, y el tiempo que durará el acuerdo y más detalles.

Considera cuál tipo de renta te conviene más, según tu situación personal, y así te evitarás terribles disgustos legales. Veamos cuántos tipos existen:

  • Tradicional: Este tipo de alquiler se basa en un contrato de arrendamiento que tiene una duración de 12 meses y normalmente se establece un monto fijo de alquiler.
  • Larga instancia: Se basa en un contrato por un plazo de menos de 12 meses y normalmente se establece un monto de alquiler variable.
  • Por temporada: Por un tiempo determinado, los alquileres en estilo Airbnb te brindan la flexibilidad de rentar por un día, con precios más altos que el modelo tradicional pero competitivos en comparación con los hoteles.

No comprobar la capacidad de pago de tu inquilino

Comprueba la capacidad de pago de tus inquilinos, y con decir esto, deberás examinar cuidadosamente a quienes tengan interés en rentar tu vivienda. Si no lo haces, podrías encontrarte con incumplimientos de pago.

Por ello, es recomendable solicitar a los interesados una revisión de su historial crediticio, comprobantes de ingresos, y referencias personales. No está demás tomar precauciones cuando se trata de tu patrimonio.

Incumplir con los términos del contrato

Reiteramos, porque es muy importante: El no tener un contrato detallado y claro, hará que tengas muchas complicaciones del tipo legal. Por lo mismo, asesórate muy bien, y siempre ten a la mano un contrato para prevenir.

Daños a tu vivienda 

Siempre pasa, las personas a quienes les rentas tus propiedades pueden dañar tu vivienda, lo cual significa que tendrás que hacer reparaciones, y por consiguiente, perderás dinero y tiempo en ello.

Así que, es recomendable que hagas inspecciones periódicas, y tener bien documentado cómo está tu casa en cada detalle importante, así puede que disminuyas el riesgo de perder dinero, y cuides tu propiedad.

Problemas por desocupación

Es un problema bastante común: puede que tengas tu vivienda desocupada durante mucho tiempo, y esto puede atraer ocupaciones ilegales; los daños que puedan resultar de ello suelen ser un gran problema.

Así que, asegúrate de mantener siempre ocupada tu vivienda, así minimizarás este gran riesgo; rentar tu vivienda es la mejor opción, puedes optar por Airbnb, promocionarla por tu cuenta, o mediante una agencia.

Mal asesoramiento inmobiliario

En muchas ocasiones, adquirir una vivienda resulta en muy malas experiencias, aún más si desear rentar tu propiedad y sacarle provecho, y es muy común enfrentarse a estafas o fraudes que te harán perder mucho, mucho dinero.

Debes contactar a profesionales inmobiliarios como nosotros, para que te asesoren, y adquieras las mejores viviendas, con las mejores plusvalías del mercado. Las garantías son seguridad, plusvalía y profesionalismo para tu patrimonio.

HU Lifestyle | Inspirados en ti. Obtén asesoría sin costo. Descubre cómo invertir.

Demasiada confianza en tu inquilino

Sabemos que no todo mundo tiene malas intenciones, y que no todos serán deshonestos contigo a la hora de rentar tu vivienda. Aún así, mantén todo en orden con un contrato detallado que te garantice tu bienestar

Evita a toda costa rentar tu vivienda sin un contrato, y tendrás siempre la ventaja legal y económica en cuanto tengas un problema, los cuales siempre pueden suceder.