Skip to content

Casas para adultos mayores: un plan de acción para lograrlo

 Si tienes más de 40 probablemente ya hayas logrado comprar tu casa o departamento, pero ¿Es el lugar en el que vas a querer vivir el resto de tu vida?

Tener la casa de tus sueños es una meta que muchos anhelamos alcanzar a lo largo de nuestra vida.  Y conforme vamos creciendo, es común que ese deseo se fortalezca aún más, y que tengamos una idea más clara de lo que queremos para sentirnos cómodos y realizados. Y, aunque no lo creas, durante tus 40 es uno de los mejores momentos para invertir en ese espacio, incluso alejado de la ciudad. Continúa leyendo y descubre qué debe contener, además de lo que tienes que hacer para lograrlo.

TU HOGAR PARA EL RETIRO

El hogar que siempre quisiste a tus 50 años debe incluir detalles sofisticados, materiales de alta calidad y durabilidad, además de un diseño que refleje tu personalidad y estilo de vida, que supere lo que ya estás acostumbrado en tu espacio actual. Además, contar con mayor privacidad y espacios para tu comodidad o para ejercitarte son factores clave en esta etapa de la vida. Por ello, no te limites a cambiarte de ciudad y buscar un espacio cualquiera, aspirar a un espacio residencial con amenidades y acceso controlado debería ser tu prioridad.

Ya definidas las características clave, es momento de pensar en la ubicación y el tamaño que se adecue a tus necesidades: en el primer caso, la recomendación es que esté cerca de centros comerciales, hospitales y sitios de interés, pero tampoco junto a ellos para evitar estar rodeado de sonidos molestos o tránsito. Por el lado del tamaño, dependerá de si en tu visión del futuro está más enfocada a la vida familiar, donde una casa de tres niveles será la opción más adecuada o si es disfrutar solo o con tu pareja, caso donde la recomendación sería apostar por un departamento que tome en cuenta la accesibilidad y la practicidad.

Otros complementos que debería incluir es una serie de características que mejoren tu calidad de vida, como una cocina integral bien equipada, un jardín privado y una terraza al interior y en las cercanías: asadores, parque para mascotas y canchas deportivas que aunque no utilices a diario, tenerlas disponibles hará más fáciles tus días.

EL PLAN A SEGUIR

Si ya pudiste imaginar el espacio de tus sueños donde querrás pasar el resto de tu vida, ahora es momento de poner manos a la obra y definir la estrategia financiera que deberías seguir para que la experiencia de tener una segunda propiedad sea inolvidable. A continuación tendrás algunos consejos útiles.

  1. Si aún estás pagando tu primera propiedad, lo primero es liquidar el crédito. Considera emplear tus aguinaldos y otros ingresos adicionales para lograrlo. No olvides liberar tu hipoteca ante notario para recibir las escrituras originales.

  2. Ya estando libre de obligaciones financieras, establece un presupuesto realista, establece objetivos y plazos de ahorro para lograr tener un buen enganche. Piensa, por ejemplo, que ahorrando 500 pesos diarios en renta fija te permitirá reunir hasta $200,000 MXN en un año, lo que te permitirá comprar una propiedad de aproximadamente 2 millones de pesos.

  3. Si ya tienes conocimientos más avanzados de finanzas, invertir otra parte en bolsa podría ayudarte a tener una cantidad mayor para la inversión inicial gracias a su potencial de rentabilidad adicional. Revisa con especialistas de inversión la estrategia y el horizonte más adecuados para ti.

  4.  Quizá ya lo sabes, pero actualizarse sobre el mundo inmobiliario será una información valiosa para tomar una mejor decisión: busca información de instituciones financieras, busca la opción con la tasa de interés más competitiva, formatos de financiamiento híbridos con el gobierno y esquemas de deducción y apoyo fiscal. 

  5. Investiga sobre los impuestos, los gastos de cierre y otros expendios relacionados con la compra de una casa. Recuerda que en cada estado del país la cantidad a pagar varía. Otra recomendación sería vigilar en cuál momento hay jornada notarial, donde estos trámites costarán aproximadamente un 50% menos.

  6. Tómate con calma la búsqueda de la opción ideal para ti. En este momento ya no tienes la urgencia por independizarte o por darle un espacio adecuado a tus hijos, compara entre al menos 5 competidores, pregunta si tienen un formato de visita digital o híbrido, pide toda la información que necesites, las veces que sea necesario; y piensa en un plazo de 12 a 18 meses para tomar tu decisión final.

  7.  Finalmente, busca apoyo de un asesor inmobiliario que además de facilitar el cumplimiento de las recomendaciones anteriores, te ayudará a encontrar una estrategia hipotecaria personalizada de acuerdo a tu edad, situación financiera y planes a futuro con los cuales podrás obtener el crédito más adecuado a tu situación  pagando menos de intereses y logrando su aprobación con mayor facilidad.

Como puedes observar, el hogar que deseas es una meta alcanzable y es importante tomarse el tiempo para planificar y construir un espacio que refleje tus deseos y necesidades.